Los nuevos sabores de la Huasteca

Pin It

-Desde Asia, fueron traídas exóticas frutas a la región, y ahora se producen a mediana escala para deleite de todos. 

En las fértiles tierras de la Huasteca se han comenzado a producir frutas exóticas traídas de Asia y Brasil, algunas incluso ya se exportan a China y Japón y se convirtieron en una nueva opción para los agricultores.

Hace 15 años, investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap) trajeron a la región veinte árboles de litche para experimentar y conocer si era viable la producción de este fruto en el clima tropical; las plantas comenzaron a desarrollarse de manera satisfactoria e inmediatamente se sembró una superficie de aproximadamente cinco hectáreas con estas especies de frutales.

Los árboles dieron frutos a finales de la década de los noventas, cuando los agricultores de municipios como Huehuetlán y Ciudad Valles mostraron interés en producir el litchi o litche cuyo precio se cotiza muy alto en el mercado internacional.

Hoy son más de 250 los campesinos que se dedican a la producción de esta fruta asiática; ellos tienen sembrada en total una superficie de 150 hectáreas que anualmente producen aproximadamente mil toneladas. 

El litche es una fruta de color rojo con una cáscara dura pero delgada, que oculta la pulpa color blanco que tiene un sabor dulce y penetrante muy similar a la guaraná brasileña.

Pero el furor que ha cobrado la producción del litche propició que especialistas y agrónomos del centro de negocios y campo experimental del Inifap de Huichihuayán trajeran más especies de frutales para fomentar su producción y generar una nueva alternativa para los agricultores huastecos que estaban acostumbrados sólo a cultivar caña de azúcar, maíz, frijol y cítricos.

Actualmente se están comenzando a producir en los campos de este instituto frutas como el longán, rambután, el mangostán, la jaboticaba, el carambolo, la manzana de Malasia, la yaca y el zapote negro, que ya comienzan a ser conocidos como los “nuevos

sabores de la Huasteca”. 

Epifanio Míreles Rodríguez, quien es investigador del Inifap indica que en los próximos años varios de estos frutales podrían producirse a gran escala y que incluso si se logran obtener la certificación de sanidad, los agricultores podrían exportar a otros países.

LOS PRIMOS HERMANOS DEL LITCHE

Dos de las variedades del litche son el longán y el rambután, las plantas son de origen asiático, específicamente de las áreas tropicales de China, Japón y Corea, donde son muy consumidas y han comenzado a escasear y ya se producen en la zona. 


El longán:

Es un fruto más pequeño que el litche, su cáscara es más gruesa y su coloración es verdosa; su sabor es más dulce y su pulpa menos jugosa.

El rambután o litche peludo:

Es más peculiar, su cáscara es color rojo y tiene vellos o espinas suaves; su sabor es más ácido que el litche.

Ambas variaciones del litche y sus plantaciones han comenzado a dar una buena producción, por lo que se prevé que en breve sean propuestas a los agricultores para que las planten en sus tierras.

Esto podría dejarles importantes ganancias, pues en el mercado internacional el kilogramo de estos frutos cuesta aproximadamente 20 euros.

LA YACA: UNA FUSIÓN DE SABORES 

La yaca, es un fruto considerado como extraordinario ya que es muy rico en nutrientes, su tamaño es muy grande (cada fruto llega a pesar hasta 15 kilogramos), su sabor es una mezcla entre el plátano, la piña, el mango y la guanábana, su cáscara es muy dura, como una coraza, pero su pulpa es blanda y arenosa.

Actualmente la yaca se produce a mediana escala en los municipios de Valles, Aquismón y Huehuetlán, su comercialización la realizan directamente los productores en la orilla de las carreteras y es comprada principalmente por los turistas.

Su consumo ha causado un furor impresionante, al grado que ya existe una villa ecoturística donde se produce y a donde los visitantes pueden acudir a conocer sus plantíos y métodos de producción. 

EL MANGOSTÁN: UN MANGO DE PULPA NEGRA 

El mangostán es una fruta redonda y pequeña, muy similar al zapote negro pero con un sabor más suave y dulce, muy parecido al mango, pero la coloración de su pulpa es negra; su cáscara es de color café.

Esta variedad del zapote negro o “prieto”, ya se cultiva en algunos traspatios pero su comercialización aún no alcanza la gran escala, sin embargo, las personas que la prueban quedan cautivadas por su exquisito sabor.

EL CARAMBOLO: LA FRUTA ESTRELLA 

Traído de las Islas Hawaianas, el carambolo o “starfruit” es conocido por su peculiar forma de estrella, según los agrónomos del Inifap, la planta es familiar cercana del chote, aunque con un sabor mucho más agradable.

Los árboles de carambolo llegan a rebasar los dos metros de altura pero tienen un gran rendimiento, la fruta es muy jugosa, de color amarillo y con sabor similar a la piña.

Su costo en el mercado nacional es de aproximadamente 30 pesos el kilogramo, aunque es muy difícil encontrarla en las fruterías y supermercados.

LA JABOTICABA 

La jaboticaba es una especie de uva de tamaño grande, su sabor también es similar al fruto de la parra, pero no forma racimos; las jaboticabas crecen a lo largo del tronco y de los brazos de la planta y puede ser cosechada fácilmente.

Su pulpa es jugosa, sus semillas pequeñas y puede consumirse incluso en aguas frescas; esta planta ha logrado desarrollarse de manera eficiente, las plantas que se encuentran en el campo experimental del Inifap han dado una buena producción, pero todavía no se fomenta porque aún se encuentra en fase de estudios.

LA MANZANA DE MALASIA: UNA PERA DESCONOCIDA 

Otra de las plantas que han traído a la región los especialistas del Inifap es la manzana de Malasia, una especie de pera con una textura firme y un sabor más fuerte y dulce; desafortunadamente el desarrollo de esta planta ha presentado serias dificultades debido a la presencia de plagas que han impedido que las flores se desarrollen y se conviertan en frutos.

Aun así los agrónomos prevén que dentro de algunos años la planta logre adaptarse a las condiciones de humedad de la Huasteca y comience a producir este extraño fruto que también es rico en fibras y nutrientes.

 

 

Gente viendo Monitor:

Hay 8 invitados y ningún miembro en línea

Member Access